Teléfonos |Citas | 999 346 6206

FacebookTwitterLinkedInGoogle PlusEmailSiguenos en YouTubeFacebook
Facebook

12 ago. 2013

Tercera convicción del 'Espacio de los Abuelos'.

"Madurez emocional es sinónimo de envejecimiento exitoso".

¿Cómo podemos describir la madurez emocional?

Una persona madura emocionalmente es la que acepta la realidad y a las personas tal cual son. Se siente bien con su persona, con su edad y estilo de vida. Tiene una buena percepción de bienestar personal, acepta sus limitaciones y trabaja responsablemente en corregir sus errores.

Veamos algunos rasgos de los abuelos emocionalmente maduros:

Controlan esos arranques o arrebatos del mal genio. Lo que ayuda a una mayor estabilidad de ánimo y a ser más seguros de sí mismos.

Buen nivel de tolerancia a la frustración.  Los ayuda a ser más respetuosos de las diversas formas de pensar y de actuar.

Aceptan con gratitud las críticas –de manera especial de los hijos y nietos- y las utilizan para ser mejores cada día. Esto los ayuda a una mejor convivencia con la familia y con los amigos.

Los abuelos que trabajan día a día por ser mejores, van entrando al círculo virtuoso de la salud emocional: 
se sienten contentos con por el simple hecho de estar vivos; 
mantienen un ánimo positivo y estable 
y alcanzan una buena percepción de felicidad.

En este sentido, podemos afirmar que la madurez emocional durante el envejecimiento es sinónimo de "abuelos felices".

Antonio Alonzo Ruiz.

Orientación gerontológica al 7444201950, la línea de los
Abuelos y la Familia.

aalonzo@crehas.org 

0 comentarios:

Publicar un comentario