Teléfonos |Citas | 999 346 6206

FacebookTwitterLinkedInGoogle PlusEmailSiguenos en YouTubeFacebook
Facebook

16 ago. 2018

Elige ser asertivo en tu comportamiento






Uno, dos, tres… por la adultez

Antonio Alonzo Ruiz (*)

Un sacerdote budista cuenta que cada persona recibe una llave cuando nace, la del paraíso. Lo malo es, explica el sacerdote, que esa llave puede abrir también las puertas del infierno. A cada persona le toca decidir cómo usarla y si, para no caer en el infierno, decide deshacerse de esa llave, estaría negándose toda posibilidad de entrar algún día al paraíso.


La llave mencionada en esta breve narración podrías compararla con el conocimiento —y las habilidades— que vas desarrollando en tu vida y tal conocimiento es neutral, es decir, puedes usarlo para bien o para mal y, como dice Richard Feynman, tu obligación —y la de todos— es usarlo bien.



Sigue la lectura dando clic en la imagen

0 comentarios:

Publicar un comentario